La guerra de Galio es una novela escrita por Héctor Aguilar Camín, un escritor, periodista e historiador mexicano. Fue publicada en 1990.

Es una ficción inspirada en varios hechos reales que ocurrieron durante la guerra sucia en México: un período de represión política y militar por parte del Estado mexicano frente a cualquier oposición política. El protagonista es un historiador convertido en periodista (sí, como el autor) que trabaja en La República: el único medio de comunicación que le planta cara al gobierno y su represión.

¿Me gustó?

Sí, me gustó bastante. La historia me tuvo bien pegado y aprendí un poco de la historia de México.

¿Por qué lo leí?

Porque me lo recomendó (y prestó) un amigo.

Cosas que me gustaron

La historia es cautivante, y creo que balancea bien la trama política con la trama personal. Esto le da matices a la historia, haciéndola más creíble, humana y atractiva. No es solo una novela de conflicto político, ni de conflictos personales, es una bella mezcla entre ambas.

La técnica que usa Aguilar Camín para contar la historia me pareció también curiosa. El narrador reconstruye la historia del protagonista, entretejiendo citas y cartas que recuperó de sus archivos, para poder reconstruir la historia de este último. Este juego de voces, que contrasta varios elementos (la juventud contra la adultez, la esperanza contra la resignación, la historia contra el periodismo, entre otros) le da dinamismo a la lectura y la hace más sabrosa.

Un último tema que me llamó la atención (aunque no es el principal) trata sobre el talento joven desperdiciado. La historia nos muestra como, cuando hay talento (o una promesa de este), todo confabula contra su desperdicio: la propia juventud, con sus amores y borracheras, los egos de quienes quieren capturarlo y explotarlo y sin duda las estructuras de poder existentes que se ven amenazadas. El protagonista se enfrenta a todas estas amenazas, viviendo además una tensión constante entre el periodismo y la historia como carrera profesional.

Recomendaciones

Se lo recomiendo a: personas que les gusten las novelas sobre hechos reales. Personas que les interese México en general. A quienes hayan leído Los detectives salvajes y les haya gustado. Personas atraídas por las luchas políticas o revoluciones, o la historia latinoamericana.

No se lo recomiendo a: quienes no le gusten las novelas donde el romance se entrelaza mucho con la historia principal. A personas que no les guste el sexismo o machismo de otras épocas (o que no les guste leer un texto que lo demuestre, supongo que a nadie le gusta que haya existido). Tampoco se lo recomiendo a personas que no les gusten ficciones que parecen reales, pero que no lo son completamente.

Detalles técnicos

  • Tiene 580 páginas. No es lento de leer, pero es considerable el volumen.
  • Leí la reedición que hizo Catalonia en Chile, el 2010. Parece que no es fácil de encontrar, al menos en internet aparecía agotado en todos lados.